Fundar un startup es difícil y estructurar el captable inicial es un trabajo incómodo y estresante. Es sorprendente la cantidad de equipos fundadores que pasan por esta discusión de manera muy emocional.

Idealmente, todo se divide en partes iguales. MI reflexión es que pienses en lo siguiente: «solo fundes empresas con personas a las que querrías dar el 51%». Eso siempre ha sido una guía. Este pensamiento es normalmente recíproco, por lo que creo que la equidad termina siendo uniforme y normalmente todos se sienten bastante bien al respecto.

Los equipos fundadores deben reconocer la situación financiera de las diferentes personas fundadoras en la construcción del captable, pero no deben castigarse mutuamente por ello. Cuando hay aportaciones atípicas importantes, se debe tener en cuenta, pero debe sentirse equitativo para todos los involucrados.

Algunos no necesitarán recibir un salario y otros pueden no ser capaces de trabajar sin cobrar. Ambas posiciones están bien, pero se debe ser transparente desde el primer día quién recibe dinero o participaciones y cómo la empresa lo manejará. Personalmente, no siento que tener un salario modesto para mantener la cabeza fuera del agua sea una razón para renunciar a una buena posición en el captable.

Los equipos fundadores deben tener estas conversaciones (y la mayoría de las veces lo hacen) antes de que llegue el capital inversor.

El enfoque que he visto trabajar una y otra vez es simple y siempre comienza con asumir la misma contribución. Así que.

Si dos personas, es                          50% / 50%

Si tres personas, es                          33.33 ~ % / 33.33 ~ % / 33.33 ~ %

Si son cuatro personas, es            25% / 25% / 25% / 25%

Y así sucesivamente.

También hay momentos en que es solo una persona la que quiere desesperadamente que haya una segunda persona, pero no puede encontrarla o la segunda persona no está completamente comprometida. Si ese eres tú y la equidad de los futuros miembros del equipo es importante para ti, no te preocupes porque puedes resolverlo con un grupo de opciones.

La forma en que los equipos fundadores totalmente comprometidos manejan esta conversación es un momento en el que comienzas a ver cómo se desarrollará el conflicto en situaciones futuras en las que un cliente o socio real está involucrado. Desafortunadamente, la comunicación puede volverse polémica. Como resultado, trato de sugerir que las personas tengan una conversación realmente honesta y comiencen a hablar sobre roles y responsabilidades.

Distribucióm del capital inicial

Las preguntas normales son:

  • ¿Algún fundador está poniendo dinero que no proviene de un inversor? (+10% para ellos)
  • ¿Quién va a ser el CEO? (+10% para ellos)
  • ¿Qué fundadores van a estar en este 100% a tiempo completo durante los próximos 5-10 años? (+10% para ellos)
  • ¿Alguien quiere la propiedad porque fue su idea, pero ahí es donde termina su contribución? (-99.999% para ellos)
  • ¿Quién va a ser responsable de dirigir qué parte de la organización? (+10% para líneas claras de propiedad, ya sea producto, junta, empresa, finanzas, lo que sea).
  • ¿Hay algún fundador con superpoderes únicos para este proyecto en particular? (+10%)
  • ¿Ya renunció a su trabajo y ya está trabajando en ello a pesar de que no hay una empresa formada y esté dispuesta a hipotecar sus activos para pagar a otras personas? (+10%)

En general, me gusta aconsejar a las personas que suban / bajen un 10% para cada uno de los puntos racionales y dejen que las matemáticas hagan el trabajo para que sus emociones no tengan que hacerlo. Puedes elegir a otros que consideres importantes como equipo, pero el equipo debe estar de acuerdo en ellos. Este formato no es tan importante como tratar de eliminar la emoción si tiene problemas para superar la discusión sobre la propiedad.

Un buen resultado de este ejercicio es comprender dónde están las desconexiones y qué valora el equipo más / menos que la línea de base del 10%.

Es importante tener en cuenta que en este ejemplo el 10% no es el 10% de la empresa. Es el 10% de lo que sería la propiedad de acciones de los individuos representados.

En 2 personas (50% / 50%) – el 10% en realidad representa el 5% de la empresa, pero el 10% de la propiedad de un individuo. En 4 personas (25%/25%/25%/25%) – el 10% representa en realidad el 2,5% de la empresa. Esto continúa con la cantidad de personas que agregues. Cuando la contribución de 1 persona aumenta, proviene de todos los demás por igual. Cuando la contribución de 1 persona disminuye, vuelve a todos los demás por igual.

Si hay repuntes para todos, entonces todos se cancelan entre sí. Lo mismo para los downticks. En el escenario de igual reducción, normalmente sugiero que una deficiencia de -10% en el equipo comience a ir al grupo de opciones de manera proactiva.

Este marco ha sido útil para que algunos de los primeros equipos superen conflictos, pero en general la mayoría de los equipos que he visto simplemente lo dividen y siguen adelante. La mayoría de los equipos no temen que alguien se vaya cuando comiencen una empresa, pero eso también se puede resolver de otras maneras.

Muchos problemas se resuelven rápidamente desde un lugar de igualdad y confianza. Al iniciar una empresa, esta es solo la primera de muchas cosas que normalmente se resuelven de esa manera.

Normalmente invoco este marco como un hombre de paja para permitir que un equipo discuta las responsabilidades y se alinee con ellas al iniciar una empresa.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.